Los 5 principales riesgos de seguridad del alojamiento web compartido (y cómo prevenirlos)

¿Te preocupa que tu plan de alojamiento web compartido ponga en peligro la seguridad y el rendimiento de tu sitio de WordPress?

Deseamos poder decirte que tu sitio web es seguro, pero la verdad es que el alojamiento compartido presenta una serie de riesgos de seguridad.

Si bien el alojamiento compartido puede ser la solución más económica para ejecutar tu sitio web, puede comprometer el rendimiento y la seguridad de tu sitio.

Los clientes a menudo nos preguntan si su sitio web puede ser hackeado debido a un alojamiento web compartido. La respuesta es sí, el alojamiento web compartido conlleva una cierta cantidad de riesgos de seguridad que podrían conducir a un sitio hackeado.

Si esto sucede, los hackers pueden usar tu sitio web para enviar spam a tus clientes y mostrar contenido no deseado. También pueden redirigir a tus visitantes a sitios desconocidos.

Si Google detecta que tu sitio está hackeado, te pondrán en la lista negra de inmediato. Asimismo, tu proveedor de alojamiento web suspenderá tu cuenta de alojamiento.

Pero no te preocupes, puedes tomar medidas para proteger tu sitio web contra los riesgos del alojamiento web compartido. En este artículo, discutiremos los peligros del uso de alojamiento web compartido y los pasos para proteger tu sitio.

Síntesis

Al explotar las vulnerabilidades de alojamiento compartido, los hackers pueden infectar rápidamente tu sitio web y ocultarse hábilmente. Debes instalar un complemento de seguridad que sea capaz de detectar dicha actividad en tu sitio. Debes tener un escáner inteligente que detecte cualquier comportamiento sospechoso en tu sitio y alertarte de inmediato. También puedes usar el complemento/plugin para limpiar el incidente instantáneamente y proteger tu sitio de daños.

Para comprender los riesgos, primero debes comprender cómo funciona el alojamiento web compartido.

¿Qué es el alojamiento web compartido?

Para que tu sitio web esté disponible en Internet, necesitas un servidor web que puedas alquilar a proveedores de alojamiento como GoDaddy, BlueHost, Kinsta, etc.

Cada función y operación de tu sitio web utilizará recursos de este servidor. Por ejemplo, cuando un visitante llega a tu sitio y quiere ver tu página de inicio, el servidor buscará los datos necesarios y mostrará la página. Para ejecutar este proceso, tu sitio web utilizará algunos de los recursos del servidor.

Ahora, no todos los sitios web necesitan usar un servidor completo y sus recursos. Muchos sitios web son de tamaño pequeño con solo unas pocas páginas y publicaciones. Por lo tanto, requieren solo una fracción de los recursos de un servidor completo. Por lo tanto, invertir en un servidor individual no solo es costoso sino un desperdicio de recursos.

Puedes considerarlo como la compra de un edificio de apartamentos completo cuando solo necesitas un apartamento.

Por lo tanto, nació el alojamiento compartido. El alojamiento compartido es un sistema bajo el cual un solo servidor aloja múltiples sitios web.

El número de sitios web en un servidor compartido depende del límite de recursos otorgados a cada sitio web. Pero los servidores de alojamiento compartido incluso pueden alojar miles de sitios web juntos.

Esto hace posible que los proveedores de hosting ofrezcan planes de hosting compartido a tasas tan bajas. Esto los convierte en la opción más barata posible.

Pero alojar miles de sitios web en un servidor también plantea algunos problemas. Discutiremos esto en detalle a continuación.

Los 5 principales riesgos de seguridad y rendimiento del alojamiento web compartido

Volviendo a la analogía de los apartamentos, imagina que compartes el edificio de apartamentos con miles de otras personas. Tienes algunos espacios comunes como el ascensor, la escalera y el vestíbulo.

Ahora, si una persona no sigue el protocolo de seguridad adecuado y cierra sus ventanas, un ladrón podría entrar y acceder a las áreas comunes. Este ladrón ahora está al acecho adentro, tratando de entrar a otros apartamentos.

Del mismo modo, si un sitio web en el servidor es hackeado, los hackers pueden aprovechar tu acceso para atacar a otros sitios que residen en el mismo servidor compartido.

Pero no solo debes preocuparte por la seguridad. Incluso el mantenimiento básico puede ser uno de los problemas de seguridad.

Por ejemplo, si una persona tiene una fuga de plomería y no la repara durante mucho tiempo, la fuga podría extenderse. Posteriormente, comenzará a afectar también a otros apartamentos a su lado.

Del mismo modo, otros sitios web en tu servidor compartido podrían causar problemas a tu sitio web. Estos son los 5 principales riesgos de seguridad y rendimiento del uso de un servicio de alojamiento compartido:

1. Directorio compartido

Cada sitio web de WordPress tiene su propia carpeta que contiene sus archivos, contenido y otros datos de WordPress. Esta carpeta reside dentro de lo que se llama un “directorio” en tu servidor web.

En un servidor dedicado, habrá un directorio con los archivos de un sitio web dentro. Pero con el alojamiento compartido, habrá un directorio con varias carpetas de sitios web dentro.

Tu sitio web tiene un dominio separado y contenido separado. Sin embargo, al compartir este directorio, estás intrínsecamente vinculado a los otros sitios web en tu servidor.

Esto significa que, si un hacker puede acceder a este directorio principal, puede apuntar a todos los sitios en el mismo servidor. Los hackers hacen esto ejecutando programas para identificar cualquier vulnerabilidad en todos los sitios en el directorio.

Este podría ser un plugin desactualizado instalado en el sitio. Una vez que encuentran la vulnerabilidad, la explotan para hackear el sitio.

2. Tiempo de carga lento

Si se hackea otro sitio web en tu servidor compartido, también podría significar problemas para el rendimiento de tu sitio web. Cuando un sitio web se ve comprometido, los hackers pueden usarlo para ejecutar actividades maliciosas. Por ejemplo, almacenar archivos y carpetas ilegales, enviar correos electrónicos no deseados y lanzar ataques en otro sitio web.

De esta manera, el sitio web hackeado está utilizando más recursos de los que se comparten del servidor. Esto afectará a tu sitio web. Se ralentizará significativamente tu sitio. Tu sitio también podría dejar de responder y quedar inaccesible para los visitantes.

3. Ataques DDoS

Tu sitio web puede volverse lento si otros sitios en el mismo servidor están experimentando un aumento en el tráfico.

Cuando un hacker quiere desactivar un sitio web, programa miles de bots y dispositivos maliciosos para enviar una avalancha de tráfico a un sitio webEsto se conoce como ataque DDoS (Denegación de servicio distribuida).

Para atender el repentino aumento del tráfico, el sitio web bajo ataque comenzará a utilizar más recursos del servidor. Esto invariablemente conducirá a menores recursos disponibles para tu sitio web, lo que tendrá un impacto negativo en tu velocidad y rendimiento.

Tu sitio web no es el objetivo del ataque, solo el daño colateral.

4. Dirección IP compartida

Una dirección IP es un código único que identifica un dispositivo que usa Internet, como tu teléfono móvil o computadora. Los servidores también son dispositivos que usan Internet y, por lo tanto, cada servidor tiene su propia dirección IP.

Un servidor compartido tendría una dirección IP, lo que significa que todos los sitios web alojados en este servidor compartirán la misma dirección IP.

Si un sitio web vecino realiza actividades ilegales o atrae a tus clientes, la dirección IP aparece en la lista negra y se marca como maliciosaEsto causará una serie de problemas para tu sitio:

    • Los firewalls identificarán tu sitio web como malicioso y bloquearán el acceso de tus usuarios.
    • Los proveedores de correo electrónico como Gmail incluirán en la lista negra tu dirección IP. Esto significa que cualquier correo electrónico que envíe se desviará a la bandeja de entrada de correo no deseado de tus clientes.
    • Los motores de búsqueda como Google incluirán en la lista negra tu sitio y lo marcarán como inseguro.

5. Vecinos no confiables

Tu proveedor de alojamiento web nunca revelará los nombres de los otros sitios con los que compartes un servidor. Entonces no tienes idea de quiénes son tus vecinos.

Un hacker podría comprar un plan de alojamiento compartido como tú y convertirse en tu vecino. Podrían ejecutar sitios web de spam y phishing para robar datos de tus visitantes. No solo eso, podrían estar utilizando el servidor de alojamiento para almacenar archivos y carpetas maliciosas.

Compartir tu servidor con un vecino no confiable definitivamente representará una amenaza para su sitio.

Entonces, ¿deberías cambiar del alojamiento web compartido a un servidor dedicado? Para muchos, esto podría no ser una opción asequible. ¡Pero no entres en pánico todavía! Puedes tomar medidas para mantener tu sitio seguro incluso si eliges utilizar un host compartido.

Cómo proteger tu sitio web de los riesgos de seguridad de alojamiento web compartido

Si bien la opción más simple podría ser nunca optar por un alojamiento compartido, el hecho es que no todos pueden permitirse un servidor dedicado. Hemos enumerado cuatro medidas que puede implementar en tu sitio web para mitigar los riesgos de alojamiento compartido:

1. Instalar un complemento/plugin de seguridad

Esta es una medida que debes tomar en tu sitio, independientemente de si utilizas un alojamiento compartido o un servidor dedicado.

Un buen complemento de seguridad de WordPress ofrecerá una fuerte defensa contra hackers y cualquier actividad maliciosa en tu sitio. Si un hacker en tu plataforma compartida está intentando acceder a tu sitio o ejecutar comandos maliciosos, el complemento de seguridad debería detectarlo y alertarte.

Te recomendamos que plugin que elijas debe cumplir, como mínimo con los siguientes aspectos:

    • Usar automáticamente un fuerte firewall que bloqueará el acceso de los hackers a archivos confidenciales en tu sitio web.
    • Escanear tu sitio web todos los días para asegurarse de que no haya malware presente en tu sitio. Si un hacker ha insertado algo malicioso en tu sitio, el escáner lo detectará y te alertará de inmediato. Puedes limpiarlo rápidamente con la opción de eliminación instantánea de malware sin dañar tu sitio web.
    • También debe permitir implementar medidas recomendadas de fortalecimiento de WordPress en tu sitio web. Esto debe hacerse solo unos pocos clics. Estas medidas reforzarán la seguridad de su sitio web

2. Revisar tu host compartido

Sugerimos comparar diferentes proveedores de alojamiento y verificar qué medidas de seguridad implementan a nivel de servidores.

Puedes buscar comentarios de otros clientes. También puedes ponerte en contacto con el equipo de atención al cliente por chat o llamar para obtener más detalles sobre la seguridad del host.

La mayoría de los hosts de renombre han encontrado formas de lidiar con las amenazas mencionadas anteriormente.

Asegúrate de que separen el entorno de tu sitio web de los demás. Esto significa que el entorno de site1.com no debe ser accesible para el entorno de site2.com.

3. Establecer permisos de archivo

Como mencionamos anteriormente, los hackers en un servidor compartido pueden intentar obtener acceso a tus archivos de WordPress. Puedes evitar que esto suceda configurando los permisos de archivo correctos para garantizar que solo tú, el propietario del sitio web, pueda acceder a ellos.

Para cambiar los permisos de archivo, debes acceder a cPanel en tu cuenta de alojamiento.

4. Bloquear la ejecución de PHP en carpetas desconocidas

Si los hackers encuentran una vulnerabilidad en tu sitio web, la explotan para crear sus propios archivos y carpetas. Esto les permitirá ejecutar actividades maliciosas en sus sitios web, como redirigir a los visitantes o enviar spam a los clientes con contenido no deseado.

Por lo general, ejecutan código en un lenguaje de programación llamado PHP. Si bien la ejecución de PHP es necesaria en tu sitio web, solo se usa en carpetas particulares. Puedes evitar que los hackers realicen sus actividades bloqueando la ejecución de PHP en carpetas que no sean de confianza.

Puedes hacerlo manualmente, o puedes usar un complemento para implementarlo con solo unos pocos clics.

Con eso, llegamos al final en las recomendaciones para proteger tu sitio si estás utilizando un host compartido. Al implementar estas medidas, estamos seguros de que tu sitio es más seguro ahora.

Conclusiones

Los planes de alojamiento compartido suelen ser una buena opción para los sitios web que recién comienzan. También para las empresas que necesitan una presencia básica en línea. Pero a medida que tu negocio crece y tu sitio se hace más grande, es posible que debas considerar obtener un servidor dedicado.

Si puedes permitirte un plan de alojamiento dedicado, siempre es recomendable usarlo para una mejor seguridad y rendimiento.

Pero ningún entorno es 100% seguro contra las amenazas cibernéticas. Los hackers encuentran todo tipo de formas de entrar en tu sitio. Te recomendamos encarecidamente que siempre mantengas un complemento de seguridad confiable activo en tu sitio.

Esto asegurará que tu sitio tenga un firewall para bloquear el tráfico malicioso y un escáner para verificar si hay malware.

En caso de que tu sitio sea hackeado, puedes limpiarlo rápidamente con la opción de eliminación instantánea de malware. Puedes estar confiado de que tu sitio está seguro.