7 cosas que Ubuntu hace mejor que Windows

Windows 10 es un gran sistema operativo. Como la última versión del producto estrella de Microsoft, es el sistema operativo más popular a nivel mundial, entre usuarios domésticos y empresariales.

Sin embargo, eso no significa que sea la mejor opción para ti. Es posible que hayas escuchado sobre el sistema operativo Linux, Ubuntu. Si no lo has probado, es posible que te estés perdiendo algunas características excelentes.

Aquí te mostramos todas las cosas que Ubuntu hace mejor que Windows y por las cuales querrás comenzar a utilizarlo.

1. Actualizaciones

Justo cuando te sientas a trabajar en tu PC con Windows, aparece una ventana emergente que te pide que actualizar Windows. Después de que el administrador de actualizaciones haya descargado los archivos grandes necesarios, debes reiniciar la computadora. En ediciones anteriores, podías elegir cuándo reiniciar tu computadora.

Sin embargo, Microsoft decidió que Windows 10 determinará por ti, reiniciando aleatoriamente tu computadora cuando menos lo esperes. Justo cuando vuelve a funcionar, abres tu software favorito y aparece otra ventana emergente que te pide que actualices el software antes de poder usarlo.

Esta situación ocurre porque Windows y macOS manejan las actualizaciones del sistema operativo y las aplicaciones por separado. Windows Update se centra principalmente en actualizaciones críticas de infraestructura, dejando que las aplicaciones soliciten actualizaciones manuales cuando sea necesario.

Ubuntu toma un enfoque diferente. Las instalaciones y actualizaciones se gestionan a través de repositorios. En lugar de descargar la aplicación desde el sitio web del desarrollador, los repositorios contienen el software empaquetado para tu edición de Ubuntu. Con estos repositorios, el Actualizador de software (Software Updater) puede notificarte sobre actualizaciones pendientes.

No solo las actualizaciones de aplicaciones se manejan de esta manera; las actualizaciones del sistema operativo también se incluyen en el Actualizador de Software. Esto lo convierte en un único destino para administrar todas tus actualizaciones, que es mucho más simple que la basada en aplicación que se encuentra en Windows 10.

2. Seguridad informática

Si alguna vez usaste una PC con Windows, sabrás que necesitas un software antivirus. Windows ha sido durante mucho tiempo el objetivo de malware, estafadores y virus.

Parte de esto se debe a su ubicuidad: es mucho más fácil crear software malicioso para el sistema operativo más popular.

Sin embargo, esto también se debe a cómo Windows 10 maneja la seguridad. No hay forma de alejarse del hecho de que Ubuntu es más seguro que Windows. Las cuentas de usuario en Ubuntu tienen menos permisos para todo el sistema de forma predeterminada que en Windows.

Esto significa que, si deseas realizar un cambio en el sistema, como instalar una aplicación, debes ingresar tu contraseña para hacerlo. En Windows, no lo haces.

Esto hace que sea mucho más difícil ejecutar malware o un virus dentro de Ubuntu. Sin embargo, Microsoft ha introducido el Control de cuentas de usuario (UAC), que realiza una función similar.

A pesar de estas diferencias críticas, Linux no es inmune a los virus; son solo menos probables. Todavía debes navegar por la web de forma segura, visitar sitios seguros y tener cuidado. Si buscas tranquilidad, considera instalar uno de los antivirus gratuitos disponibles para Linux.

3. Personalización

Microsoft restringe la cantidad de personalización que puedes hacer en tu sistema operativo. Si bien Windows 10 es la edición más personalizable hasta el momento, aún no se acerca a los niveles vistos en Ubuntu.

Si has utilizado, o al menos has visto, versiones anteriores de Ubuntu, la apariencia ahora anticuada puede desanimarte. Afortunadamente, los lanzamientos recientes han llevado el sistema a los estándares modernos.

Aun así, si el aspecto de la configuración predeterminada de Ubuntu no funciona para ti, hay maneras de hacer que tu escritorio Linux se vea fantástico. Y, si echas de menos la sensación de Windows, incluso puedes hacer que Linux se parezca a Windows 10.

4. Recursos del sistema

Ubuntu es una de las mejores opciones para revivir hardware antiguo. Si tu computadora se siente lenta y no deseas actualizar a una nueva máquina, la instalación de Linux puede ser la solución.

Windows 10 es un sistema operativo repleto de funciones, pero probablemente no necesites ni uses todas las funciones integradas en el software. Sin embargo, la capacidad todavía está ahí y consume recursos de sus tareas principales.

Ubuntu no es la única distribución liviana de Linux que puede darle nueva vida a tu vieja PC. Empero, se encuentra entre las más populares y estables. Durante la instalación, puedes elegir configuraciones estándar o mínimas, disminuyendo aún más el tamaño y los requisitos de recursos.

Muchos procesos en segundo plano también se ejecutan en Windows, y no es una tarea fácil controlarlos. Esto está en contraste con Ubuntu, donde todo el sistema operativo está diseñado para tu inicio. Esto respalda la mentalidad de Linux de que tu computadora es tuya, y que tu debes decidir cómo funciona.

5. Entorno en vivo

Si no has usado Windows antes y decides que quieres probarlo, debes comprometerte a instalarlo en tu máquina de antemano. Eso podría generar problemas como la pérdida de datos si luego decides que no te gusta Windows. Ese no es el caso en Ubuntu.

En Ubuntu, puedes grabar la imagen en un CD o guardarlas en una memoria USB e iniciar directamente desde ese medio. Esta es una versión totalmente funcional del sistema operativo, lo que significa que puedes probar todos los aspectos de Ubuntu. Todo esto sin tener que comprometerte a instalarlo en tu disco duro.

¿No te gusta? No hay problema; simplemente reinicia tu máquina y volverás a tu sistema operativo anterior como si nunca hubiera pasado nada. Esta característica no es exclusiva de Ubuntu; También puede instalar otras distribuciones de Linux en una memoria USB.

6. Software

Una de las razones principales por las que las personas se adhieren a Windows es el software. De hecho, la mayoría de los programas de Windows que usa regularmente no están disponibles en Ubuntu, ni en ninguna distribución de Linux. Entonces, ¿cómo hace Ubuntu para tener mejor software que Windows 10?

La respuesta simple es que la mayoría del software de Linux es de código abierto. Al cambiar a Ubuntu, abres un mundo de software libre y de código abierto (FOSS). Cuando inicies por primera vez, no encontrarás Microsoft Office, pero tendrás acceso a Libre Office.

Lo mismo es cierto para la mayoría de tu software favorito. Si bien algunas aplicaciones están disponibles a través de Snap Store o como paquetes DEB descargables, estarás buscando alternativas. Ubuntu mismo incluso viene preinstalado con ediciones en stock de aplicaciones cotidianas.

Si te parece positivo esto depende mucho de tu perspectiva general. Sin embargo, si estás considerando cambiar a Ubuntu, es probable que ya estés interesado en FOSS y que también estés dispuesto a cambiar a otras alternativas.

7. Es gratis

A diferencia del sistema operativo de Microsoft, Ubuntu es completamente gratuito. Esto no solo te ahorra dinero en una licencia de Windows, sino que también significa que también puedes ahorrar dinero en hardware nuevo. Esto al optar por renunciar a las preinstalaciones de Windows. Sin embargo, puedes objetar que Windows 10 también es gratuito.

Si bien Microsoft inicialmente ofreció descargas gratuitas de Windows 10, la ventana de oportunidad era limitada y ahora ha expirado. Sí, hay algunas formas de obtener Windows 10 de forma gratuita o barata, pero son limitadas. Ubuntu siempre ha sido y siempre será gratis. En comparación, el Windows 10 Home de nivel básico cuesta $139.

Eso es mucho dinero, especialmente si estás buscando un sistema operativo para revivir hardware antiguo. Ubuntu es la opción más económica. Si valoras el software y tienes un poco de sobra, siempre podrías considerar donar al proyecto Ubuntu a través de su sitio web de donaciones.

Windows vs. Ubuntu: ¿Cuál prefieres?

En general, tanto Windows 10 como Ubuntu son sistemas operativos fantásticos.  Cada uno con sus propias fortalezas y debilidades, y es genial que tengamos la opción. Windows siempre ha sido el sistema operativo predeterminado elegido, pero también hay muchas razones para considerar cambiar a Ubuntu.

Si estás decidido y listo para hacer el cambio, entonces puedes iniciar instalando Ubuntu en tu computadora usando una unidad flash USB.