Cómo reiniciar Linux – todos métodos que debes conocer

Debes aprender cómo reiniciar Linux a través de muchos métodos diferentes, desde la interfaz gráfica de usuario (GUI) hasta la línea de comandos.

Linux es totalmente capaz de ejecutarse no semanas, sino años, sin reiniciar. En algunas industrias, eso es exactamente lo que hace Linux, gracias a avances como kpatch y kgraph.

Sin embargo, para usuarios de computadoras portátiles y de escritorio, esa métrica es un poco extrema. Si bien puede no ser una realidad del día a día. Empero, es al menos una realidad semanal que a veces tiene una buena razón para reiniciar tu máquina. Y para un sistema que no necesita reiniciarse a menudo, Linux ofrece muchas opciones para cuando sea el momento de comenzar de nuevo.

Comprender tus opciones

Sin embargo, antes de continuar, una nota importante sobre el reinicio. El reinicio es un proceso único en cada sistema operativo. Incluso dentro de los sistemas POSIX, los comandos para apagar y reiniciar pueden comportarse de manera diferente. Esto debido a los diferentes sistemas de inicialización o diseños de comandos.

A pesar de este factor, dos conceptos son vitales. Primero, el reinicio rara vez es necesario en un sistema POSIX. Tu máquina Linux puede funcionar durante semanas o meses a la vez sin reiniciar si eso es lo que necesitas.

No es necesario “refrescar” tu computadora con un reinicio a menos que un instalador o actualizador de software lo recomiende específicamente. Por otra parte, tampoco hace daño reiniciar, así que depende de ti.

En segundo lugar, el reinicio pretende ser un proceso amigable, que permite tiempo para que los programas se cierren, se guarden los archivos, se eliminen los archivos temporales, etc. Siempre que sea posible, debes reiniciar utilizando las interfaces previstas, ya sea en una GUI o en una terminal.

Si obligas a tu computadora a apagarse o reiniciarse, corres el riesgo de perder datos no guardados e incluso guardados recientemente. Asimismo, también podrías dañar información importante del sistema; solo debes forzar tu computadora cuando no haya otra opción.

Clic en el botón

La primera forma de reiniciar o apagar Linux es la más común y la más intuitiva para la mayoría de los usuarios de escritorio. Independientemente de tu sistema operativo, el botón de encendido en la interfaz gráfica de usuario es la mejor opción.

Dado que apagar y reiniciar son tareas comunes en una estación de trabajo, generalmente puedes encontrar el botón de encendido (generalmente con opciones de reinicio y apagado) en algunos lugares diferentes. En el escritorio de GNOME, está en la bandeja del sistema:

También está en el menú de Actividades de GNOME:

En el escritorio de KDE, los botones de encendido se pueden encontrar en el menú Aplicaciones:

También puedes acceder a los controles de energía de KDE haciendo clic derecho en el escritorio y seleccionando la opción Leave, que abre la ventana que ves aquí:

Otros sistemas operativos de escritorio proporcionan variaciones sobre estos temas, pero la idea general es la misma. Solo debe usar el mouse para ubicar el botón de encendido y luego hacer clic en él.

Puede que tengas que seleccionar entre reiniciar y apagar, pero al final, el resultado es casi idéntico: los procesos se detienen. Esto para que se guarden los datos y se eliminen los archivos temporales, los datos se sincronizan con las unidades y luego el sistema se apaga.

Presionar el botón físico

La mayoría de las computadoras tienen un botón de encendido físico. Si presionas ese botón, tu computadora de escritorio de Linux puede mostrar un menú de encendido con opciones para apagar o reiniciar. Esta característica es proporcionada por el subsistema de Configuración avanzada e interfaz de energía (ACPI). Esta se comunica con el firmware de tu placa base para controlar el estado de tu computadora.

ACPI es importante, pero tiene un alcance limitado, por lo que no hay mucho que configurar desde la perspectiva del usuario. Por lo general, las opciones de ACPI se denominan genéricamente Energía y se establecen en un valor predeterminado sensato. Si deseas cambiar esta configuración, puedes hacerlo en la configuración de tu sistema.

En GNOME, debes abrir el menú de la bandeja del sistema y seleccionar Actividades, y luego ConfiguraciónA continuación, selecciona la categoría Energía en la columna izquierda, que abre el siguiente menú:

En la sección Suspender y botón de encendido, selecciona lo que deseas que haga el botón de encendido físico.

El proceso es similar en todos los escritorios. Por ejemplo, en KDE, el panel Administración de energía en Configuración del sistema contiene una opción para el Manejo de eventos de botón.

Después de configurar cómo se administran los eventos del botón, debes presionar el botón de encendido físico de tu computadora siguiendo cualquier opción que elijas.

Dependiendo del proveedor de tu computadora (o proveedores de piezas, si construiste la tuya), presionar un botón puede ser un toque ligero. O puede requerir un toque un poco más largo, por lo que es posible que tengas que hacer algunas pruebas antes de dominarlo.

Sin embargo, ten cuidado con ejercer demasiada presión, ya que puedes apagar tu computadora sin previo aviso.

Ejecutar el comando systemctl

Si operas más en una terminal que en un escritorio GUI, es posible que prefieras reiniciar con un comando. En términos generales, reiniciar y apagar son procesos del sistema init. Init es la secuencia de programas que activa o desactiva una computadora después de recibir una señal de encendido (encendido o apagado, respectivamente).

En la mayoría de las distribuciones modernas de Linuxsystemd es el sistema init.  Por lo que tanto el reinicio como el apagado se pueden realizar a través de la interfaz de usuario de systemd, systemctl.

El comando systemctl acepta, entre muchas otras opciones, halt – detener (detiene la actividad del disco, pero no corta la energía). Reboot – reiniciar (detiene la actividad del disco y envía una señal de reinicio a la motherboard) y poweoff – apagar. Este último detiene la actividad del disco y luego corta la energía. Estos comandos son en su mayoría equivalentes a iniciar el archivo de destino del mismo nombre.

Por ejemplo, para activar un reinicio debes usar el siguiente comando:

Ejecutar el comando shutdown

En UNIX, antes de systemd (y para algunas distribuciones de Linux, como Slackware, en la actualidad), había comandos específicos para detener un sistema.

El comando shutdown, por ejemplo, puedes apagar tu máquina, pero tiene varias opciones para controlar exactamente lo que eso significa.

Este comando requiere un argumento de tiempo, en minutos, para que el apagado sepa cuándo ejecutarse. Para reiniciar inmediatamente, debes agregar el indicador -r:

Para apagar inmediatamente:

O puedes usar el comando poweroff:

Para reiniciar después de 10 minutos:

El comando shutdown es una forma segura de apagar o reiniciar tu computadora, permitiendo que los discos se sincronicen y los procesos finalicen. Este comando evita nuevos inicios de sesión dentro de los 5 minutos finales de inicio del apagado, lo cual es particularmente útil en sistemas multiusuario.

En muchos sistemas actuales, el comando shutdown en realidad es solo una llamada a systemctl con la opción de reinicio o apagado adecuado.

Ejecutar el comando reboot

El comando reboot, por sí solo, es básicamente un atajo para shutdown -r now. Desde una terminal, este es el comando de reinicio más fácil y rápido:

Si se bloquea el cierre de tu sistema (quizás debido a un proceso), puedes usar el indicador –force para hacer que el sistema se apague de todos modos. Sin embargo, esta opción omite el proceso de apagado real, que puede ser abrupto para los procesos en ejecución. por lo tanto, solo debe usarse cuando el comando shutdown te impide apagarlo.

En muchos sistemas, reboot es en realidad una llamada a systemctl con la opción adecuada de reinicio o apagado.

Init

En las distribuciones de Linux sin systemd, hay hasta 7 niveles de ejecución que tu computadora comprende. Las diferentes distribuciones pueden asignar cada modo de manera única, pero generalmente, 0 inicia un estado de detención y 6 inicia un reinicio. Los números entre los estados denotan tales como el modo de usuario único, el modo multiusuario, un indicador de GUI y un indicador de texto.

Estos modos se definen en /etc/inittab en sistemas sin systemd. En las distribuciones que usan systemd como sistema init, no se encuentra el archivo /etc/inittab, o es solo un marcador de posición.

El comando telinit es el front-end de tu sistema init. Si estás usando systemd, entonces este comando es un enlace a systemctl con las opciones apropiadas.

Para apagar tu computadora enviándola al nivel de ejecución 0:

Para reiniciar usando el mismo método:

La inseguridad de este comando para tus datos depende completamente de tu configuración de inicio. La mayoría de las distribuciones intentan protegerte de desconectar (o el equivalente digital de eso) al asignar niveles de ejecución a comandos amigables.

Puedes ver por tí mismo lo que sucede en cada nivel de ejecución leyendo los scripts de inicio que se encuentran en /etc/rc.d o /etc/init.d. Asimismo,  leyendo los objetivos systemd en /lib/systemd/system/.

Aplicar fuerza bruta

Hasta ahora hemos visto todas las formas correctas de reiniciar o apagar tu computadora Linux. Para ser exhaustivo, incluimos aquí métodos adicionales para derribar una computadora Linux, pero de ninguna manera se recomiendan estos métodos. No están diseñados como un comando de reinicio diario o apagado (existen reboot y shutdown para eso), pero son medios válidos para realizar la tarea.

Si pruebas estos métodos, pruébalos en una máquina virtual. De lo contrario, úsalos solo en emergencias.

Proc

Un paso más bajo que el sistema init está el sistema de archivos /proc, que es una representación virtual de casi todo lo que sucede en tu computadora. Por ejemplo, puedes ver tus CPU como si fueran archivos de texto con cat /proc/cpuinfo). También puedes ver cuánta energía queda en la batería de tu computadora portátil o, de alguna manera, reiniciar tu sistema.

Hay una disposición en el kernel de Linux para solicitudes del sistema (Sysrq en la mayoría de los teclados). Puedes comunicarte directamente con este subsistema utilizando combinaciones de teclas, idealmente independientemente del estado en que se encuentre tu computadora. Esto se vuelve complejo en algunos teclados porque la tecla Sysrq puede ser una tecla de función especial que requiere una tecla diferente para acceder. Puede requerir el uso de Fn en muchas computadoras portátiles.

Una opción menos propensa a fallar es usar echo para insertar información en /proc, manualmente. Primero, asegúrate de que el sistema Sysrq esté habilitado:

Para reiniciar, puedes usar Alt + Sysrq + B o escribir:

Este método no es una forma razonable de reiniciar tu máquina de forma regular, pero hace el trabajo en un apuro.

Sysctl

Los parámetros del kernel se pueden administrar durante el tiempo de ejecución con sysctl. Hay muchos parámetros del kernel, y puedes verlos todos con sysctl –all. Lo más probable es que no signifique mucho para ti hasta que sepas qué buscar, y en este caso, estás buscando kernel.panic .

Puedes consultar los parámetros del kernel utilizando la opción – -value:

Si obtiene un 0 de regreso, entonces el kernel que estás ejecutando no tiene una configuración especial, al menos por defecto, para reiniciar en caso de kernel panic. Esa situación es bastante típica, ya que el reinicio inmediato en caso de un bloqueo catastrófico del sistema dificulta el diagnóstico de la causa del bloqueo.

Por otra parte, los sistemas necesitan permanecer activos sin importar lo que pueda beneficiarse de un reinicio automático después de una falla del kernel. Por lo tanto, es una opción que se activa en algunos casos.

Puedes activar esta función como un experimento (si estás siguiendo este tutorial, debes intentar esto en una máquina virtual):

Ahora bien, si tu computadora experimenta un pánico en el núcleo, está configurada para reiniciarse en lugar de esperar pacientemente a que diagnostiques el problema.

Puedes probar esto simulando un fallo catastrófico con sysrq. Primero, asegúrate de que Sysrq esté habilitado:

Y luego debes simular un pánico en el núcleo:

Tu computadora se reinicia de inmediato.

Reiniciar responsablemente

Conocer todas estas opciones no significa que debas usarlas todas. Considera cuidadosamente lo que estás tratando de lograr y lo que hará el comando que haz seleccionado.

No quieres dañar tu sistema siendo imprudente. Para eso están las máquinas virtuales. Sin embargo, tener tantas opciones significa que estás listo para la mayoría de las situaciones.