Cómo reemplazar un disco duro en Linux

¿Necesitas más (o más rápido) almacenamiento? Puedes reemplazar sin problemas tu vieja unidad de disco duro con una nueva unidad de estado sólido.

Armé mi computadora actual hace unos tres años e instalé una unidad de estado sólido (SSD). Más tarde, necesitaba más espacio de almacenamiento, por lo que instalé una segunda unidad. Instalé un antiguo disco duro (HDD) que tenía por ahí. Recientemente, decidí reemplazar este HDD con un SSD.

Este artículo te explica los pasos para reemplazar la unidad, incluidos algunos comandos utilizados para identificar y configurar una unidad. Asimismo, explica como editar el archivo de configuración que utiliza Linux.

Identificar unidades y particiones

Para comenzar, debes usar el comando parted con el argumento -l para enumerar las unidades físicas en tu sistema.

Puedes ver que mi sistema tiene dos unidades: sda, que es un SSD, y sdb, que es un HDD. La columna Number enumera las particiones que existen en cada unidad. Se hace referencia a cada partición por número; por ejemplo, el nombre completo de la primera partición en sda es /dev/sda1, el segundo es /dev/sda2.

Mapear particiones para montar puntos

Ahora que conoces las unidades y sus particiones, tienes que usar el comando findmnt para ver detalles sobre cada partición y dónde están montadas en el sistema de archivos.

La opción fstab indica a findmnt que busque de acuerdo con el archivo /etc/fstab, y la opción de evaluate convierte largos identificadores únicos universales (UUID) en nombres de dispositivos reales.

En la salida de findmnt, SOURCE es la partición a la que puede hacer referencia de nuevo en la salida del comando parted anteriormente. TARGET es la ruta dentro del sistema de archivos donde se monta cada uno; Esto también se conoce como el punto de montaje.

Espacio de swap

En el resultado anterior, la partición de intercambio (swap) no muestra ninguno para su destino. Verifica los detalles sobre tu espacio swap utilizando el comando cat.

El archivo /etc/fstab

El archivo /etc/fstab es donde Linux almacena información sobre tus unidades, particiones y sistema de archivos, por lo que debe editarse cada vez que realices cambios en cualquiera de ellos. Ahora que has identificado las unidades, particiones y puntos de montaje actuales en tu sistema, debes buscar estos elementos en tu archivo fstab.

El nombre del archivo fstab proviene de la abreviatura de ” filesystems table”. Las columnas están numeradas de izquierda a derecha:

  1. file system representa la partición del disco. En los tiempos de antaño, la ruta real de hardware de bajo nivel (como lo que se obtiene del comando parted, es decir, /dev/sda1) se habría colocado aquí. Hoy, todas las particiones reciben un UUID, que ahora es la forma preferida de referirse a ellas. Esto se resalta en la nota en la parte superior del archivo. Como dice la nota, puedes ver los UUID de tu sistema con el comando blkid. Utiliza el argumento -s para mostrar solo el UUID de cada dispositivo.
  2. mount point

Representa la ubicación dentro del sistema de archivos de Linux donde se monta la partición.

  1. type describe el formato del sistema de archivos de la partición. Linux soporta muchos tipos; algunos comunes son ext3, ext4 y XFS, y hay muchos más. Usé JFS durante mucho tiempo.
  2. options administran cómo se monta una partición. Por ejemplo, las opciones ro y rw determinan si está montado como solo lectura o lectura-escritura. Otra opción común es noatime, que se usa para deshabilitar la actualización de los tiempos de acceso a los archivos. Esto generalmente para mejorar el rendimiento de Entrada y salida del disco.
  3. dump es utilizado por la utilidad de registro para determinar si el sistema de archivos necesita ser volcado. Un ajuste de cero significa no. Esta característica no se usa mucho en estos días.
  4. fsck utiliza pass para determinar el orden en que se comprobarán los errores en los sistemas de archivos en el momento del arranque. Una configuración de 0 deshabilita la comprobación y omite el sistema de archivos. En general, el sistema de archivos root (/) debe establecerse en 1 para que se verifique primero.

Ahora que conoces los discos de tu sistema y cómo están montados, puedes comenzar el proceso de reemplazar el HDD.

Sustitución del HDD

Un buen plan es instalar el nuevo SSD, copiar los archivos en el HDD al SSD y luego quitar el HDD. En última instancia, deseas montar el SSD en el mismo punto que el HDD, para que no se dañen las aplicaciones que dependen de esta ruta.

Instalar la nueva unidad

Primero, debes apagar la computadora y desconectar el cable de la fuente de energía para evitar el riesgo de daños a la computadora por ti mismo. A continuación, instala temporalmente el SSD y conéctalo a un cable de energía.

Luego, conecta el cable de datos entre la nueva unidad y un conector SATA abierto en la motherboard. Después de que todo esté conectado de forma segura, conecta el sistema y enciende la computadora.

Posteriormente, verifica que el sistema reconozca la nueva unidad en elaBIOS de tu computadora o en la Interfaz de firmware extensible unificada (UEFI). La tecla o combinación de teclas para ingresar al BIOS del sistema o UEFI varía según el fabricante de la computadora.

Por lo general, las computadoras modernas detectarán automáticamente las unidades y otros dispositivos que están conectados al sistema. Por lo que probablemente no haya nada que deba cambiarse. Ese fue mi caso; mi sistema reconoce la nueva unidad como SSD SATA.

Después de verificar que el sistema detecte y muestre todas las unidades, debes reiniciar y dejar que se cargue Linux. Luego, asegúrate de que Linux reconozca la unidad repitiendo el comando parted. El comando parted -l muestra que tengo tres unidades instaladas: sda, sdb y sdc. Aquí está la salida para mi nueva unidad sdc:

Esta salida enumera la tabla de particiones como msdos e indica que hay dos particiones existentes; Esto se debe a que estoy usando un SSD que se utilizó anteriormente en otro sistema. Todo esto cambiará una vez que la unidad se formatee de nuevo para su nueva vida.

Preparando el nuevo SSD

Después de confirmar que Linux identifica el nuevo SSD, debes usar el comando parted nuevamente, pero esta vez para reconfigurar el disco. En mi caso, cambié la tabla de particiones a GPT, que es más nueva. También creé una nueva partición para almacenamiento general usando el sistema de archivos XFS.

No necesitarás eliminar las particiones existentes primero porque se eliminarán automáticamente cuando la nueva tabla de particiones, también llamada label, se cambie y se guarde.

Establecer la tabla de particiones

Ingresa el comando: parted /dev/sdc.

Utiliza el comando mklabel para cambiar la tabla o etiqueta de partición a gpt. Se te advertirá que esta acción destruirá todos los datos existentes en el disco. Responde sí.

Puedes verificar los cambios en la configuración de la unidad con el comando print. También notarás que todas las particiones han desaparecido.

Crear una partición

Puedes crear nuevas particiones con el comando mkpart. Creé solo una partición ya que planeo usar toda la unidad para obtener espacio de almacenamiento adicional.

El comando print free también es útil para mostrar el espacio libre en una unidad. Como no tengo ninguna partición definida, los 240 GB están disponibles.

Asignaré un nombre a la “storage” partición y estableceré el tipo de sistema de archivos en xfs. Como solo tengo una partición, especifico el inicio y el final de la partición para usar todo el espacio libre disponible utilizando porcentajes. Esto se puede hacer con un comando de una línea.

Luego, debes confirmar con el comando print.

Cuando salgas de parted, se te informará que el archivo /etc/fstab necesita actualizarse.

Formatear la partición

Luego, formatea la nueva partición de Linux con el sistema de archivos xfs usando mkfs.xfs.

El nuevo disco está formateado por completo. Como mencioné anteriormente, actualmente es estándar referirse a una partición con su UUID en lugar de la ruta del dispositivo físico. Por lo tanto, debes determinar el UUID de la nueva partición con blkid.

Copiar los archivos

El nuevo disco está formateado y listo para ser montado en el sistema. Pero el proceso de reemplazar otra unidad con esta no es tan simple. Primero, ambas unidades deben montarse simultáneamente para copiar archivos de la unidad anterior a la nueva.

Para hacer esto, debes montar la nueva unidad en un punto de montaje temporal, copiar los archivos y luego desmontar ambas unidades. ¿Por qué? Porque puedes montar la nueva unidad en el mismo punto de montaje donde se montó la unidad anterior para preservar la ruta. En caso de que haya aplicaciones con esa ruta configurada, es más simple de esta manera.

Utiliza diff para verificar el éxito de la copia.

Retirar el disco duro antiguo

Desmontar ambas unidades

Ahora que la nueva unidad contiene todos los archivos antiguos, vuelve a montarla en lugar de la unidad anterior. Primero, desmonta ambas unidades.

Desactivar swap

Dado que la unidad antigua ya no se utiliza como dispositivo de intercambio, debes desactivarlo con el comando swapoff.

Si repites el comando cat /proc/swaps, ya no enumerará esta partición.

Actualizar el archivo fstab

Tienes que regresar al archivo /etc/fstab; Hay algunos cambios que debes hacer. Aconsejo hacer una copia de seguridad del archivo antes de editarlo.

En la línea para el punto de montaje /raptor, reemplaza el UUID con el del nuevo disco. Reemplaza el sistema de archivos, ext4, con xfs; y agrega discard a las opciones. Debería aparecer así:

Deshabilita swap de forma permanente editando el archivo /etc/fstab y comentando o eliminando la línea de swap.

El espacio de swap se puede montar en otra unidad o partición si aún lo necesitas. En este caso, en lugar de eliminar esta línea, simplemente reemplaza el UUID de la misma manera que lo hiciste al configurar la nueva unidad.

Después de guardar el archivo fstab, ejecuta mount para volver a montar según los cambios.

Finalmente, tienes que apagar la computadora y retirar el HDD que ya no se usará. Luego enciende y verifica que el sistema se haya iniciado correctamente y que todas las unidades estén montadas como lo esperabas. Además del espacio de almacenamiento adicional, también noté una mejora de rendimiento y reducción de ruido.